Sobre el hambre...

El campo da para todo,
dulce o salado, grasoso,
todo se come, todo se asa,
sea lo que sea, todo va pa la panza.

Siempre como de todo menos ganso,
siempre termino con lo que queda
amaestrado, salvaje, o manso,
he comido las cosas mas feas,
mas aun que pisar mierda descalzo.

Esté bien atento a lo que le digo,
sepa que no hay que hacer asco a nada,
conozca bien lo que es desagradable y feo
pa´ disfrutar de la sabrosa carne magra.

Escuchemé, no se me haga el refinado
Sé que a ud le encanta la empanada,
Siga el sabio consejo, tenga mucho cuidado
por favor no se me coma la carnada!

Siempre sirve valerse de maña,
pa´no terminar comiendo bagre,
muy feo es ver caiducha la caña
pero mucho peor es pasar mucha hambre.

Recorriendo tranquilo entre copla y copla,
suavecito y entedientes cantando
tendré que seguir, comiendo y caminando
en mi sendero tranquilito buscando.

Es que andando he pisado mucho fango,
y no ha de ser sino por andar ocultando,
para que ninguno que me conozca me vea,
ni en enero, ni julio, ni diciembre ni mayo
curtiendo, cociendo, abriendo, o pelando
un jodido, aburrido y desabrido bagayo.

Con la necesidad nunca no se juega
Si usted asquea, rechaza o niegua,
puede que nunca llegue a probar,
la rica y sabrosa carne de una yegua.

Bien atento escuche cuando alguien le hable,
sepa que no hay que hacer asco a nada,
conozca bien lo que es fulero y desagradable,
pa´ disfrutar de la sabrosa carne asada.

No sirvo pa´ payar, de eso no queda duda,
por eso ahora instrumentales son mis temas,
porque pero ahora sabe que usted si desea
Anímese, pues felizmente recibiré su ayuda!