jueves, 29 de agosto de 2013

Pasión por el futbol

Un hombre tenía boletos para la final del mundial de futbol.
Cuando se sienta, otro hombre se acerca y le pregunta si está ocupado el asiento junto a él.
- No, está desocupado.
Asombrado el otro dice:
- Es increíble, ¿quién en su sano juicio tiene un 
asiento como éste para la final del
mundial, el evento más grande
 del mundo, y no lo usa?
El hombre lo mira y le dice:
- Bueno, en realidad el asiento es mío. Lo compre 
hace dos años. Se suponía que mi esposa me iba 
a acompañar, pero falleció. Éste es el primer mundial 
en el que no vamos a estar juntos desde 
que nos casamos en 1982.
Desconsolado el otro dice:
- OH! Qué pena oír eso. Es terrible. 
¿Pero, no pudo encontrar a alguien más? 
¿Un amigo, o pariente, incluso un vecino 
para que usara el asiento?
El hombre niega tristemente con la 
cabeza mientras dice:
- No..... están todos en el velorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario