jueves, 1 de noviembre de 2012

LA SENSIBILIDAD DEL PRESIDENTE


El Presidente de los Argentinos Eduardo Duhalde iba en su auto, con su chofer rumbo a la Residencia.

En el camino encuentra a unos niños comiendo pasto. Manda detener el auto al chofer y les pregunta:
-¿Qué están haciendo chicos?
-Comiendo pasto señor.
-De ninguna manera. Suban al auto y los llevo para mi casa.
-No podemos, tenemos a nuestros padres en el ranchito.
-Díganle a sus padres que tambien vengan.
-Pero no pueden, están con nuestros 8 hermanitos.
-Díganle que también vengan.
-Pero también están los tíos y los 5 primos que vinieron del Interior a probar suerte y están viviendo con nosotros.
-Andá y deciles que vengan todos.
El chofer preocupado por la cantidad de personas que había invitado Duhalde a la casa presidencial, se atreve a preguntarle.
-Disculpe Señor Presidente ¿no serán muchos?
-No mi amigo.... no sabés lo alto que tengo el pasto en la quinta de Olivos!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario